Contáctanos al 📞 +56 9 7540 3570 o al ✉️ piedrabrujachile@gmail.com

Similo Historia

Similo Historia

Precio habitual
$9.990
Precio de venta
$9.990
Precio habitual
Agotado
Precio unitario
por 
Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

Similo es una nueva línea de juegos de deducción donde un jugador será el encargado de dar pistas al resto de jugadores con el objetivo de que puedan adivinar al personaje secreto. ¿En qué se parece Peter Pan al Rey Arturo? Similo es un juego cooperativo que pondrá a prueba la capacidad de deducción de tus amigos y tú. ¿Seréis capaz de comunicaros únicamente a través de las cartas elegidas? En Similo, un jugador dará pistas al resto para adivinar el personaje secreto. Cada una de sus diferentes versiones (Fábulas, Historia y Mitos) contiene 30 cartas con un tema en común, siempre ilustrados por el genial Naïde.

Jugando las cartas de tu mano a modo de pistas, podrás tratar de indicar en qué se parece, o en qué se diferencia tu personaje del resto de candidatos. Turno a turno, el resto de jugadores podrán ir eliminando a uno de los candidatos para conseguir descubrir la carta elegida. ¡Pero cuidado! ¡Si eliminan al personaje secreto en cuestión, perderéis la partida!

Además, cada turno, la dificultad aumenta: ¡el número de cartas eliminadas simultáneamente aumentará cada vez más! Similo te permite jugar con cualquiera de sus versiones o combinar sus diferentes “sets” para hacerlo más divertido, variado.... y aumentar su desafío.

¿Eres mejor dando pistas o interpretándolas? ¿Cuáles son las diferencias entre Robin Hood y Charles Darwin? Debate, arriesga y ríe junto a tu familia o grupo de amigos con Similo.

Con esta mecánica, Similo se presenta con tres ambientaciones diferentes como son las Fábulas, la Historia y los Mitos, en donde cada una de estas versiones cuentan con 30 cartas.

La mecánica será sencilla y básicamente consistirá en ir jugando cartas de la mano a modo de pistas con el objetivo de tratar de diferenciar al personaje elegido del resto de candidatos. Los jugadores por turnos irán eliminando a los candidatos que crean que no son los elegidos, con sumo cuidado, puesto que si eliminan al personaje secreto habrán perdido la partida.

Conforme la partida avanza esta se hace más complicada ya que el número de cartas que tendrán que ser eliminadas de forma simultánea aumentará, por lo que habrá que ir afinando más la puntería.

Un simpático juego de deducción del que se puede disfrutar de cualquiera de los dos lados, dando pistas o adivinando.